• jfgrmd

Limpieza del Conducto Auditivo

Dr. José Fernando Gómez Rosales

El cuidado del conducto auditivo externo

Uno de los problemas más comunes para las madres y para muchas personas adultas, es la limpieza del canal auditivo externo. Los otorrinolaringólogos insisten en que los cotonetes, palitos con algodón en la punta ó Q-tips, no son el arma ideal para limpiarlos.

Efectivamente, el conducto auditivo externo es estrecho y el palito lo llena casi completamente, de modo que cuando uno introduce el palillo para limpiar, muchas veces introduce más adentro la cerilla en vez de sacarla.

Aparte de eso, si se usa un palillo con algodón seco, se puede irritarla piel del conducto auditivo y favorecer la aparición de granitos o forúnculos, que, por ser la piel del conducto no elástica, pueden ser muy dolorosos.

Una receta muy antigua y efectiva, es el uso de agua oxigenada fresca de 10 volúmenes (al 3%). Con un gotero, poner dentro del conducto auditivo, unas 4 a 6 gotas de agua oxigenada, teniendo cuidado de no regar en la parte exterior para no decolorar el cabello de la zona.

Si hay cerilla, sentirá como una efervescencia dentro de la oreja Es algo más bien agradable, en ningún momento es doloroso.. Para poner las gotas, se debe poner la cabeza inclinada para que el orificio de la oreja que se va a limpiar, apunte hacia arriba. Se espera unos dos o tres minutos de la efervescencia y luego se inclina al otro lado, cuidando que el líquido no caiga al pelo., luego se puede usar un Q-tip para absorber lo poco que queda de líquido y limpiar la parte externa. Después se procede en igual forma con el otro conducto auditivo.

Lo mas Destacado
Reciente