• jfgrmd

Algunos datos valiosos

José Fernando Gómez Rosales, MD., FAAP

A.- SIGNOS DE ALARMA EN EL RECIÉN NACIDO:

  1. Ictericia clínica en las primeras 24 horas de vida

  2. Vómito bilioso

  3. Vómito con estrías de sangre

  4. Tos y ahogo al deglutir

  5. No defecación por más de 24 horas (48 horas en prematuros)

  6. No orina por más de 24 horas (36 horas en prematuros)

B.- LOS CINCO “SÍ” DE LOS LACTANTES:

  1. Todos los neonatos estornudan de vez en cuando.

  2. A todos “les ronca el pecho”.

  3. Todos tienen hipo.

  4. Todos “vomitan” (regurgitan) un poco después de lactar.

  5. Todos tienen “gases”

C.- El neonato debe orinar antes de las 24 horas. En el caso del prematuro, puede retardarse hasta 36 horas. El prematuro debe orinar de 1 a 3 ml/k de peso por día; el Recién Nacido a término, a las dos semanas orina de 15 a 60 ml cada 24 horas; a las ocho semanas, de 250 a 400 ml cada 24 horas; al año, de 500 a 600 ml/24 horas. De nada sirve la administración de furosemida en un neonato de menos de 48horas. El Recién nacido, debe defecar antes de las 24 horas (en los prematuros es factible esperar 36 y hasta 48 horas). El niño alimentado al seno, defeca normalmente de 1 a 3 veces por día (de 1 pasando un día, a 6 u 8 al día), las deposiciones son blandas y moldeables, de modo que no laceran el esfínter anal. Con leche de tarro, el neonato se estriñe un poco y las deposiciones generalmente son más duras, produciendo a veces sangrado anal.

D.- Radiológicamente, se encuentra aire en el estómago a los pocos minutos; el aire alcanza el intestino proximal a la hora, el intestino distal a las 3 horas y el intestino grueso a las 8 horas; se encuentra regularmente repartido a las 24 horas de nacido.

E.- La capacidad gástrica de un neonato varía de 3 ml en un prematuro de 800 gramos a 40 ml en un neonato a término de 4000 gramos. Como regla, se dice que la capacidad gástrica de un lactante hasta los 6 meses es el equivalente al 3 % de su peso. El vaciamiento del estómago se realiza más rápidamente con el lactante en decúbito lateral derecho o decúbito prono, y es más lento con el pequeño en decúbito lateral izquierdo o decúbito supino. Es importante recordar que cuando se mide el residuo gástrico en un neonato enfermo, el contenido debe ser devuelto al estómago, para evitar un desequilibrio electrolítico.

F.- Los neonatos que han aspirado sangre materna, pueden presentar sangre en las heces o en el vómito. Para poder diferenciar si es sangre de la madre o del niño, se debe realizar la prueba de Apt-Downey (mezclando el sobrenadante rosado de mezclar la sangre con agua [para obtener la hemoglobina), con Hidróxido de sodio, si permanece rosado es sangre fetal (hemoglobina fetal), si cambia a amarillo marrón es sangre materna (hemoglobina de adulto)].

G.- Es poco probable que un lactante alimentado al seno, presente cólicos. Sin embargo esto puede ocurrir. En ese caso, antes de intentar otros cambios, es recomendable que la madre deje de consumir productos lácteos. Es muy factible que esta medida corrija el problema. La creencia popular de que hay que suspender la lactosa (y la leche materna, pues contiene lactosa) en los lactantes cuando tienen cólico de gases, en general no tiene fundamento. El cólico de gases, que se conoce como cólico de los tres meses, porque generalmente empieza a desaparecer a esa edad, se debe principalmente a la falta de mielinización de los nervios, sobre todo del neumogástrico, lo que causa también el tan común hipo. Una hidrólisis deficiente de la lactosa, por falta de lactasa por ejemplo, provoca una proliferación bacteriana que produce ácidos orgánicos de cadena corta, hidrógeno, ácido láctico y glucosa, lo que origina aumento de osmolaridad en el intestino, meteorismo, flatulencia, aumento del peristaltismo y como consecuencia una diarrea acuosa y muchas veces explosiva, con heces ácidas, típicas de la malabsorción de lactosa.

H.- La capacidad pulmonar de un neonato es de 6 a 8 ml/K. Los estertores de despegamiento alveolar son normales. En caso de reanimación, no pasar de una presión de 40 cm de agua.

I.- Una Rinitis Persistente puede deberse a: rinitis química, uso de reserpina en la madre, Sífilis, Hipotiroidismo, Atresia de coanas, Rinitis piógena o ser una Rinitis transitoria idiopática.

J.- La sudoración es rara en el neonato. Puede encontrarse en niños bajo calor radiante elevado, hijos de madres drogadictas o en casos de irritación del córtex cerebral.

K.- La causa más común de convulsiones en un neonato, es la hipoxia.

L.- El priapismo (erección del pene) es normal en el varón, lo mismo que el sangrado vaginal en niñas pocos días después del parto y la secreción vaginal.

Lo mas Destacado
Reciente