• jfgrmd

Valor del Apgar

José Fernando Gómez Rosales, MD, FAAP

La caloración creada por la Dra. Virginia APGAR por mediados del siglo XX, no tiene la utilidad que se le dio al inicio, para indicar si un neonato necito o no ser reanimado al momento del nacimiento. El Apgar no debe ser un patrón para la Reanimación, No se debe esperar a su resultado para iniciar la Reanimación.

El test de APGAR debe valorarse en forma completa. Cada uno de sus parámetros nos puede orientar a diversas patologías. Veamos a continuación:

La frecuencia cardíaca normal en los primeros minutos puede variar de 100 a 180 por minuto. Una frecuencia por debajo de 100, está frecuentemente asociada con asfixia y bajo débito cardíaco, raramente con lesión cardíaca congénita. Grandes taquicardias, también pueden indicar problemas cardíacos, sobre todo de inmadurez del sistema nervioso autónomo del corazón, como el síndrome de Wolf Parkinson White. La arritmia sinusal es normal en el neonato, pero un ritmo variante es asociado con anoxia, defectos cerebrales, aumento de presión intracraneal y bloqueo cardíaco. Taquicardia de más de 170 latidos por minuto después de la primera hora de nacido, puede ocurrir por infección, deshidratación, anemia, flutter auricular, insuficiencia cardíaca congestiva o hipertiroidismo. Bradicardia puede ser resultado de anoxia, Enfermedad de SNC, alargamiento del espacio Q-T, anormalidades electrolíticas, medicación o bloqueo cardíaco, como en los casos de Síndrome de lupus.

Un paciente puede tener una malfomación cardíaca y no presentar soplo en las primeras horas o días, o puede presentar soplos inocentes por PDA fisiológico o por problemas valvulares pulmonares. Siempre al chequear corazón descartar dextrocardia o cardiomegalia, la que puede ocurrir en hijos de madre diabética, eritroblastosis fetal, Enfermedad de Pompe o rabdomioma del corazón. Después de unos días de nacido, puede estar asociado a insuficiencia cardíaca. En casos de neumotórax, neumomediastino, insuficiencia cardíaca o injuria cerebral, los ruidos cardíacos pueden ser pobremente escuchados.

Respiración: Apnea y bradipnea a menudo se asocian con asfixia severa, acidosis, drogas, infección y daño del Sistema Nervioso Central; la polipnea se asocia con hipovolemia, hipoxia, acidosis metabólica, hemorragia del Sistema Nervioso Central, neumotórax, neumomediastino y enfermedad pulmonar. El score de Downes

El Tono Muscular está pobre o ausente en los casos de asfixia, drogas, daño del Sistema Nervioso Central, Werdnig Hoffman, Miastenia Gravis, prematurez severa, Down, parálisis, etc., mientras se encuentra aumentado en casos de daño intrauterino del Sistema Nervioso Central y enfermedades con rigidez en articulaciones (Beals, Escobar, etc.)

Hay falla en la respuesta de Irritabilidad refleja como signo de hipoxia o lesión congénita muscular o de Sistema Nervioso Central.

En cuanto al Color, el neonato puede presentar cianosis por asfixia, bajo débito cardíaco, metahemoglobinemia, policitemia, Cardiopatía Congénita o Enfermedad pulmonar. Si se encuentra pálido al nacimiento, hay que pensar en vasoconstricción en respuesta a hipovolemia, acidosis severa, estenosis aórtica, aspiración de meconio, anemia o drogas. El paciente en alcalosis o con intoxicación por alcohol o magnesio, puede presentar una coloración rosado brillante en aire ambiente, así como en el caso de un neonato con coloración roja, hay que pensar en policitemia; si se acompaña de descamación debe pensarse en la enfermedad de Ritter (buscar signo de Nikolsky).

Lo mas Destacado
Reciente