• jfgrmd

Decálogo de los Servidores de los Enfermos

(arreglado de pensamientos de San Camilo de Lelis)

  1. Honra la dignidad y la sacralidad de la persona, imagen de Cristo, por encima de su fragilidad y sus limitaciones.

  2. Sírvelo con amor, con todo tu corazón, con toda tu inteligencia, con todas tus fuerzas y con todo tu tiempo.

  3. Atiéndelo como tú quisieras ser atendido o como atenderías a la persona que más quieres en este mundo.

  4. Muéstrate siempre afable, sonriente y con optimismo. Influye mucho tu actitud en la recuperación del enfermo al que estás tratando.

  5. Evita toda negligencia que pueda poner en peligro su vida o prolongar su enfermedad.

  6. En tus días amargos o difíciles, no dejes que tu malgenio te haga actuar groseramente, con impaciencia, afanes o con falta de delicadeza. Tu paciente tiene ya bastante con su enfermedad para encima tener que sufrir tu mal trato.

  7. No reduzcas a tu paciente a un número o a una Historia Clínica, y no te limites a una relación puramente funcional.

  8. No permitas que la ambición y sed de dinero influyan en tu forma de atención.

  9. No olvides que tu paciente ha venido al Hospital para salir recuperado lo antes posible.

  10. Aunque no puedas aliviar el dolor, consuela. Hace falta el gesto humano y gratuito para que el paciente se sienta alguien y no algo o un caso interesante. No te olvides que el Médico debe prevenir; si no pudo prevenir, debe curar; si no puede curar, debe aliviar; y si no puede aliviar, al menos debe consolar.

Y cuando hayas cumplido con todo esto, cuando tu trabajo haya terminado, no olvides darle gracias al paciente y a Dios, por haber tenido la oportunidad de servir, con conciencia, responsabilidad y competencia, en forma cálida y fraterna, y cumplir con la obligación por la que vives.

Lo mas Destacado
Reciente
Archivo
Buscar por Etiquetas
Siguenos
  • Google+ Basic Square

© 2012-2020 doctorgomezrosales.com                         

  • w-googleplus

   En paz con Dios, con el mundo y conmigo mismo.