• jfgrmd

El cuidado de la dentadura

toddler_cleaning_teeth.jpg
José Fernando Gómez Rosales, MD, FAAP

El aseo de la boca es muy importante. Gracias a ella podemos alimentarnos. Sus glándulas salivales producen las enzimas que en la saliva ayudan tanto a lubricar el alimento para que pueda pasar por el esófago al estómago, como a comenzar a digerir los alimentos. La lengua, la parte móvil, y el paladar, la parte firme, ayudan al movimiento del bolo alimenticio, para moverlo y luego pasarlo al esófago. Los dientes, la máquina de moler que los tritura y desgarra para reducirlos y convertirlos en material que pueda pasar por el estrecho espacio de la faringe y esófago, son elementos muy necesarios para la digestión. Por esto es muy importante que el ser humano los tenga en perfecto estado para poder alimentarse correctamente.

Los dentistas recomiendan muchos tipos de cepillos y de pastas dentales, y el marketing hace que se ofrezcan muchas otras alternativas para el aseo bucal.

El mal aliento es otra de las razones poderosas para procurar el aseo bucal. Muchos echan la culpa del mal aliento al pobre hígado o al estómago. El 95 al 98 % de los casos de mal aliento, son provocados por el mal aseo bucal. Los residuos de alimentos que se quedan, principalmente entre los dientes, sobre todo residuos ácidos, pegajosos, o de proteínas que se quedan en medio de los dientes, son la principal razón del mal aliento. Los residuos ácidos, principalmente de azúcares elaboradas, mantienen un pH ácido y esto favorece la aparición de caries. Por eso es muy importante enjuagar o limpiar la boca bien luego de comer helados, postres, caramelos, gomas, o comer cualquier alimento.

Otro de los problemas en el aseo bucal es el uso del cepillo de dientes. Muchas personas, pese a las instrucciones, mueven el cepillo de adelante a atrás y de atrás a adelante, en vez de moverlo de arriba hacia abajo y viceversa. Además, cuando se lo usa con mucha fuerza, se daña el esmalte dental y se irrita las encías, haciéndolas sangrar, lo cual no es conveniente. No soy dentista, pero creo que una opción mejor es el uso del Water-Pix, un dispositivo que dispara agua a presión, por una canulita que uno dirige dentro de la boca, hacia los espacios interdentales, logrando en esta forma retirar los residuos alimenticios de estos espacios. Para lograr una mejor acción, es muy útil el uso de las nuevas soluciones dentales, que aflojan el alimento pegado al esmalte dentario y facilitan que el chorro de agua, remueva los residuos alimenticios.

Un producto muy útil y muy antiguo, que ayuda a mantener las encías sanas y fuertes y ayuda también al aseo bucal, es el agua oxigenada. Hacer buchadas con una pequeña cantidad de agua oxigenada de 10 volúmenes previo al lavado con Water Pix, o con cepillo dental, permite remover con mucha más facilidad los residuos de alimento de la boca.

Los productos ácidos azucarados, chiclosos, pegajosos o gomosos, que se pegan a los dientes, las encías y las superficies internas de la boca, son un peligro para la salud dental. Es muy necesario acordarse de lavar muy bien la boca luego de disfrutarlos.

Lo mas Destacado
Reciente
Archivo
Buscar por Etiquetas