• jfgrmd

Socialismo y Sapada

Jose Fernando Gómez Rosales

Desde el punto de vista de lo ideal, el vivir en comunidad, sin ambiciones personales, compartiendo todo, sin apegos, tal como vivían los primeros cristianos, es el tipo de vida más maravilloso que existe. En el momento en que uno o unos pocos, quieren convertirse en el que manda en ese grupo y cree que por hacerlo tiene derecho a un centavo más de esto o de aquello, ese mismo lugar, se convierte en un infierno.

El socialismo o el comunismo, en teoría, son perfectos. La idea de que todo sea tenido en comunidad, es buena. Lo malo es el ser humano, sus defectos. La vanidad, la ambición, el orgullo, la soberbia, la avaricia, la envidia, las habladurías, la pereza y la viveza criolla, ese aprovecharse de la ingenuidad del otro para sacar ventaja. El ser humano es un ser complejo y no se contenta en general, con lo que tiene, quiere más, vive comparándose, buscando lo mejor, y en cierta forma, despreciando al que no está a su nivel. Dios permite enfermedades y defectos para fortalecer nuestra humildad y nosotros las consideramos castigos.

Si el socialismo fuera comunitario y todos, absolutamente todos tuviéramos todo por igual, si todos trabajáramos por igual, si no hubieran vagos que quieran ser mantenidos, si no existieran los líderes que viven acomodados, teniendo lo que no tienen los demás, si todos tuviéramos el mismo espíritu de trabajo, si cada cual se dedicara a lo suya, sin mirar ni envidiar lo ajeno, éste sería el paraíso terrenal.

Pero la realidad es otra, por eso todos se pelean por ser el líder o por estar cerca de él. Todos quieren alcanzar la teta y aprovechar la ocasión para tener ventajas. El uno para vender puestos, el otro para recibir comisiones, el otro para colocar a fulano o para liquidar sus deudas, en fin, todos buscan aprovecharse en cada cambio de gobierno para colocarse y sacar ventaja. Éste es el ser humano. Con este material, ¿Qué tipo de socialismo podemos conformar? El socialismo o el comunismo sólo sirve para que sus líderes saquen ventaja de los ingenuos, tengan a todos en la miseria, la mayoría se tire para atrás, trate de hacer lo mínimo y recibir lo que pueda, la producción baje y desaparezca, una muy pequeña minoría viva bien y la gran mayoría se encuentre en la miseria.

Preocupémonos de superarnos, de producir, de ser útiles para el mundo, de desarrollar nuestras aptitudes para servir mejor. En vez de maquinar para hacer menos y recibir más, maquinemos para producir más y acomplejarnos menos, para levantar el país, con actitud de trabajo y superación, para ser no una carga, sino el motor de un nuevo país, que avance hacia el futuro con optimismo y determinación.

Lo mas Destacado
Reciente
Archivo
Buscar por Etiquetas
Siguenos
  • Google+ Basic Square

© 2012-2020 doctorgomezrosales.com                         

  • w-googleplus

   En paz con Dios, con el mundo y conmigo mismo.