• José Fernando Gómez Rosales

La mujer: El ser humano perfecto

¿Por qué la mujer usualmente vive más que el hombre? Si comparamos el trabajo normal de la mujer con el trabajo normal del hombre, el hombre debería ser el más longevo de la especie humana. Sin embargo, ¡usualmente es al revés! ¿Hay alguna explicación para ello? ¡Por supuesto, y hay muchas!

¡Comencemos por el principio! Genéticamente, ¡la célula femenina es estable! Los cromosomas de las células femeninas son 23 pares de cromosomas, cada pareja de cromosomas son iguales. No así en las células masculinas, pues los cromosomas sexuales del hombre son un X y un Y. Uno grande y uno pequeño. La mujer tiene dos cromosomas X, es decir, dos iguales, lo que hace que las células sean perfectas, balanceadas. En realidad, el verdadero sexo fuerte es el femenino.

¿Conocemos hombres y mujeres? ¿Cuál es el más quejumbroso? ¿Cuál soporta más el dolor? ¿Quién es el que da a luz? Si los hombres dieran a luz, no habría nacido Abel, ¡porque Adán después del parto de Caín, se hubiera negado a tener relaciones!

Ahora han salido unas mujeres que se llaman feministas, y que abogan por los derechos de las mujeres. Ellas exigen la igualdad entre el hombre y la mujer. ¡Pedido estúpido y absurdo! ¡Quieren rebajar a la mujer y ponerla a la altura del hombre! ¡La mujer es superior! ¿Por qué el mundo ha persistido todos estos años? ¿Por el hombre? ¡Ja, ja, ja! ¿Quién manda en la casa? ¿Algún hombre ha llegado a creer que él es el que manda? ¡Solamente el macho prepotente, que generalmente es patán, malcriado y abusivo! Los otros sabemos agachar la cabeza y reconocer la superioridad de la mujer. El refrán “¡En mi casa mando yo... y en mí manda mi mujer!” es una realidad.

Gracias a la mujer, la verdadera mujer, el mundo ha persistido y se mantiene. Desgraciadamente, estos movimientos feministas extremos, GLBTI, pro aborto, están destruyendo a la familia y están destruyendo el mundo. Yo estoy de acuerdo con un movimiento a favor de la mujer, para reivindicarla, para evitar el abuso del hombre inculto, patán y prepotente, que desgraciadamente, ¡EXISTEN! La mujer, la verdadera mujer es ternura, es amor, ¡está hecha para ser madre!, ¡para prolongar la especie humana!

¿Quién puede educar mejor a un hijo? ¡Gracias a nuestras madres somos lo que somos! ¡La abnegación de la madre, es la que inculca valores al niño! ¡Solamente pueden ser feministas extremas, las mujeres mediocres! Las que tienen complejos y no pueden, o no aceptan la superioridad femenina, que quieren competir, con el hombre en el ámbito masculino. La mujer y el hombre ¡SON COMPLEMENTARIOS! Son una unidad. ¡No son iguales! ¡No son diferentes! ¡Son complemento! La creación no se completó con un hombre y una mujer, se completó con el complemento HOMBRE-MUJER, es decir, ¡CON LA FAMILIA!

jgomezr@hotmail.com

Lo mas Destacado
Reciente
Archivo
Buscar por Etiquetas