• José Fernando Gómez Rosales

Hablemos claro

El problema más grande de la humanidad actual, es el escándalo. Con la facilidad y la rapidez de comunicación actual, prácticamente en el momento en que sucede algo, ya está la noticia en todas partes. La prensa amarillista busca la noticia escandalosa para publicarla, peleándose por ser el primero en sacarla al aire, en publicarla y en comentarla. La consecuencia inmediata de esto, es la acción negativa de malos ciudadanos, que se aprovechan de la ingenuidad de otros, para divulgar, usando los mismos medios, noticias falsas, a veces por broma y muchas otras, por deshonrar personas y hacer daño a otros, o para tratar de quitarle credibilidad a estas noticias, que si son verdad, pueden llegar a descubrir sus actos deshonestos, sus pillerías y sus robos.

La mente humana es proclive al escándalo. Mucha gente compra diarios y revistas amarillistas, sobre todo relacionadas con gente que está metida ya sea en el ambiente de la farándula, de la política, de la música, de la moda, es decir gente que suena, que es conocida por la mayoría, ya que en esa forma, la noticia va a llegar más lejos.

Uno de los problemas de escándalo de más actualidad son los relacionados con las demandas por acoso sexual, los escándalos por actos cometidos por sacerdotes o por el clero y por infidelidades de famosos. Es indudable que si hay una relación de dependencia o de posibilidad de imposición de una persona sobre otra, ya sea por ser Jefe, Profesor, Superior o cualquier otra forma de poder, puede haber presión de acoso sexual, y se han presentado demandas de mujeres contra hombres y de hombres contra mujeres e incluso hasta de otro tipo. Hay algunas cosas que se pueden derivar de estas demandas. El grado de susceptibilidad, puede llegar hasta a impedir la relación normal de enamoramiento entre el hombre y la mujer. Se podría incluso llegar a catalogar hasta un piropo como un acoso, lo que en verdad suena ridículo, pero el exceso de susceptibilidad de una persona, en la forma como se está tratando el fenómeno del acoso, podría hacer que se malinterprete decirle, por ejemplo, ¡guapa! a una mujer. Otro cosa es el abuso. El querer aprovecharse del puesto, o de la necesidad que tiene la otra persona de algo, es en verdad, asqueroso. Se requiere no respetarse ni siquiera uno mismo. Incluso pueden algunas denuncias ser falsas, sòlo por hacer daño. El respeto debe ser la base de toda relación entre dos personas. La persona que se deja llevar por sus instintos, es abominable. Bromeando sobre el tema, en una conversación, alguien refiriéndose a una persona del sexo opuesto decía: Me acosa, me acuesta, y luego me sigue juicio por acoso. ¡Quién comprende a las mujeres! Al hombre normalmente, le gusta galantear a la mujer, y a la mujer, con el debido respeto, le gusta recibir frases bonitas, que realcen su belleza, siempre y cuando no sean groseras o insultantes. Esto último, con las nuevas denuncias de acoso, puede llegar a desaparecer, perdiéndose la esencia del romance, convirtiendo la relación hombre-mujer en algo insípido y frío que puede incluso llegar a afectar el matrimonio a largo plazo, pues la esencia del matrimonio, es el amor, representado por el buen trato, los halagos, las complicidades, los recuerdos y esos momentos de ternura y felicidad mutua.

¿Qué importancia extra tiene la pederastia en un Sacerdote? El Sacerdote es un hombre como cualquier otro, y aunque este sea un acto penado por la ley, es igual si lo comete un albañil, una persona común o cualquier otro. ¡Todo ser humano debe controlar sus actos! Hay buenos y malos Sacerdotes, Ingenieros, Médicos, abogados, etc. No porque uno infringe la ley, puedo decir que todos son malos. No podemos generalizar. El acoso, las violaciones y los abusos, existen y siempre han existido. Lo importante es el dominio personal, el respeto a los demás, el respeto a la moral y a las normas éticas. No destruyamos el amor, descartemos el odio de nosotros y de nuestras vidas.

jgomezr@hotmail.com

Lo mas Destacado
Reciente
Archivo
Buscar por Etiquetas
Siguenos
  • Google+ Basic Square

© 2012-2020 doctorgomezrosales.com                         

  • w-googleplus

   En paz con Dios, con el mundo y conmigo mismo.