• José Fernando Gómez Rosales

Y… ¿a qué fue?

¡Hay cosas que caen por su peso! En la investigación que se sigue por la visita de la asambleísta Espín, a la agente Falcón, acusada del secuestro de Balda, resultó en una acusación mucho más grave que la original.

Se acusó a la Asambleísta Espín de haber “visitado” en la cárcel a la agente Falcón. La asambleísta estuvo presente en el interrogatorio y desmintió lo dicho por la Agente y adujo que ella “era rehén de una trama de persecución en contra de ella y Rafael Correa”.

Lo que me sorprendió, al leer la noticia, fue la declaración de la Abogada Yadira Cadena del buró que defiende a Correa y que acompañó a Sofía Espín, en la visita a la Agente Falcón. Ella relata que ella “con Raúl Chicaiza (el otro testigo), he hablado varias veces, lo he visitado en la cárcel 4, e incluso le he ofrecido dinero, pero él me tiene engañada porque dice que ya lo va a pensar, por eso ya no puedo confiar el él.”

“A confesión de parte, relevo de prueba” es un axioma jurídico. Con esto, creo que es absurdo que se siga investigando más. Está claro el intento de compra del testigo. Si se quiere otra prueba, sólo habría que preguntarle a la Asambleísta a que había ido a visitar a la Agente detenida. Porque yo no encuentro, por más que pienso, otra razón para la visita.

Se quiere buscar la nulidad de la acusación, reconociendo el dolo. ¿Es esa la forma como debe funcionar la justicia? Creo que estamos errados en la forma de establecer la verdad. ¿Es que la habilidad de un Abogado vale más que la verdad? Yo puedo aceptar que en casos de duda, se puede argumentar e intentar demostrar el otro lado de la medalla, pero pretender anular un juicio, para defender una mentira, es lo contrario a lo que se llama justicia.

Demás está la repuesta de la Agente Falcón de que “… ¿porqué Rafael Correa quiere que le ayudemos, si nosotros por varios años le pedimos que solucione este caso? porque esto viene desde el 2012 y nunca hizo algo para ayudarnos y estamos detenidos y a nosotros nadie nos puede salvar.”

¡Pedir pruebas del dolo es absurdo! ¿Cómo puede una persona que está encarcelada y que recibe una visita en la cárcel presentar alguna prueba? La vulnerabilidad del sistema carcelario, tampoco es excusa. Sólo demuestra la vergüenza que debemos tener de la justicia ecuatoriana.

jgomezr@hotmail.com

Lo mas Destacado
Reciente
Archivo
Buscar por Etiquetas
Siguenos
  • Google+ Basic Square

© 2012-2020 doctorgomezrosales.com                         

  • w-googleplus

   En paz con Dios, con el mundo y conmigo mismo.