• José Fernando Gómez Rosales

Un problema de salud

Comencemos con una premisa que el Gobierno usa en sus campañas ¡y es cierta! ¡El embarazo es un proceso fisiológico y no debe considerarse una enfermedad!

Sin embargo, la mortalidad materna es un problema muy importante de salud y no quiero hablar de estadísticas, porque sabemos que nuestras cifras son altas.

Hay algunos aspectos que es necesario conocer para poder comprender porqué ocurre este problema. ¡La causa principal es la falta de control prenatal! Las mujeres embarazadas tienen que chequearse regularmente, a fin de PREVENIR los problemas e infecciones durante el embarazo. En el chequeo prenatal, se toman los signos vitales, presión arterial, peso, examen físico, etc., y se hacen 3 o 4 ecos en diferentes etapas, y varios exámenes para detectar enfermedades, evitar infecciones y asegurar el bienestar del binomio madre-hijo. Si se detecta algo, hay que tratarlo para evitar que se haga un problema mayor o que se desarrolle una enfermedad que pueda afectar a la madre o al niño que se está gestando.

Este chequeo, si el Gobierno quiere disminuir la mortalidad materna y la prematurez, que también se encuentra por encima de la media mundial, ¡debe ser OBLIGATORIO! Muchas mujeres se presentan a dar a luz, con dolores de parto y ninguno, o uno o dos chequeos previos.

Hay varias cosas que ya se conocen desde hace un buen tiempo, como el uso del ácido fólico para prevenir ciertas malformaciones. Es también por todos conocido que hay más muertes maternas en partos por cesárea que por parto normal. Indudablemente, con un buen chequeo y un buen Médico, la mortalidad es muy rara, pero las estadísticas indican eso, y mayor mortalidad aún, hay por aborto (y eso sin contar con la mortalidad por abortos clandestinos).

El chequeo rutinario, mensual en los primeros meses y luego con mayor frecuencia, con los exámenes rutinarios y los demás que sean necesarios, los 3 a 4 ecos para observar al feto y actuar a tiempo si se presentan malformaciones (varias pueden ser tratadas incluso dentro del útero) o problemas, y para ver como está la placenta, el flujo sanguíneo, etc., e incluso, para advertir al grupo de parto, para tener preparado lo que sea necesario para la recepción del recién nacido.

Para darnos cuenta de la gravedad del problema, hablemos solamente de la morbilidad neonatal, es decir, los neonatos que, luego del parto, tienen que quedar hospitalizados, recibiendo tratamiento. Normalmente un 5 a 7% de los neonatos normales, presentan problemas que obligan a internamiento y tratamiento de los mismos. Nosotros tenemos problemas en el 30% de estos pacientes. ¿El motivo? ¡La falta de prevención! El porcentaje de prematurez en general está entre el 6 y el 9%. En nuestro medio, entre el 15 y el 18%, ¿el motivo? ¡La falta de prevención!

Si lo que en verdad quiere el país, es disminuir la muerte materna, la prematurez y los problemas neonatales, es urgente educar al pueblo para que haya consciencia, para que consideren básico e importante el chequeo prenatal. El segundo paso básico, es tener personal preparado, capacitado, consciente y humano para atender a estas mujeres y resolver los casos que se presenten. Varias mujeres son derivadas a Centros especializados, porque todas estas emergencias son graves y ¡requieren atención especializada y urgente! Recuerdo un caso en el que una señora por una placenta oclusiva total, requirió de más de 21 pintas de sangre en forma inmediata. La mujer que presenta complicaciones de su embarazo, debe ser muy bien atendida, sus problemas requieren alta especialización y Médicos muy bien preparados.

jgomezr@hotmail.com

Lo mas Destacado
Reciente
Archivo
Buscar por Etiquetas