• José Fernando Gómez Rosales

La justicia made in Ecuador

Tras un operativo en Tumbaco, la unidad de delitos con armas detuvo a Carlos Miguel D M con 3 pistolas, un fusil, alimentadoras y más de 9500 municiones. A pesar de este arsenal y que el detenido tiene doble nacionalidad, la jueza no consideró necesaria la prisión preventiva. La investigación seguirá adelante. Esto dice la noticia del diario.

En este país, sólo pueden portar armas los delincuentes y los “palo grueso”. Es un verdadero galimatías para una persona natural, sacar permiso para portar armas. Un ciudadano corriente está expuesto a ser asaltado, robado y asesinado por un delincuente y sin ningún derecho a reclamo. La ley protege al delincuente, no al ciudadano. Si se mete una banda de ladrones armados a tu casa y alcanzas a defenderte y matas a uno de los delincuentes vas a la cárcel porque has asesinado a un indefenso ladrón, que lo único que había hecho, era meterse a tu casa armado, para robar. Como disparaste vas a la cárcel, acusado de asesinato. Si él hubiera disparado primero, él hubiera huido y nadie tuvo la culpa.

¡La ley debe ser para todos!, y debe tener la obligación de defender al justo, no al delincuente. En nuestro país, la ley protege al delincuente, al asesino, al asaltante, al ladrón. Con eso de la presunción de inocencia, poco falta para que los justos vayan a la cárcel y los delincuentes anden libres. ¡Lo vemos todos los días en las noticias! Se ha probado hasta la saciedad, la forma como ha procedido la justicia con los asaltantes de la década robada, el tremendo daño hecho al país, la justicia ha incluso dictaminado, y se ha visto cómo se ha pagado y han desaparecido millones y millones de dólares en obras, muchas de ellas, ni siquiera realizadas (lo de la refinería, lo de la repotenciación, lo del Hospital de Pedernales), son ejemplos groseros que lo prueban, y nadie es culpable, se preocupan de hablar y decir, .pero nadie justifica y no se les pide a los autores que expliquen o justifiquen. Se los reconoce como irresponsables y nada más. Nadie a devuelto (ni devolverá) medio centavo partido por la mitad.

¡Creo que se escogió el camino errado! ¡En Ecuador los pájaros disparan y matan a las escopetas! Si queremos un Ecuador de progreso, un Ecuador de justicia, un Ecuador de respeto, un Ecuador de verdadera justicia, debemos castigar al asesino verdadero, al ladrón, al delincuente y la justicia debe defender las leyes y el orden establecido.

Los vándalos, que en las revueltas saquean, queman, roban, destruyen, son otra prueba de que va en aumento la forma delincuencial de proceder. De los cientos de desalmados, se captura a una decena, ¿y los daños? ¡Bien, gracias!

Defendamos la verdadera justicia y hagamos que los culpables vayan a la cárcel, no que porten grilletes como demostración valentía, ¡no cojamos desfalcadores que roban 400 dólares y dejemos en libertad a los que roban miles de millones, Parece que el que posee dinero, compra con facilidad la justicia y la libertad.

jgomezr@hotmail.com

Lo mas Destacado
Reciente
Archivo
Buscar por Etiquetas