• José Fernando Gómez Rosales

¿Para qué quieren robar más?

¡Este es para mí, el enigma más grande del mundo! ¡Durante casi 13 años gobernaron el país! Bramó el Presidente, insultó, calumnió a todo el que quiso. ¡Si alguien le sacaba algún cuero al sol, no dudaba hacerlo raptar o silenciar de cualquier forma! Repartió el dinero del país entre toda su sarta de ratas que lo acompañaron durante sus mandatos y si alguien era acusado, lo cambiaba de puesto y aquí no ha pasado nada, y si ya no era posible defenderlo, le permitía que huya del país, para que quede libre!

Cambió y nombró a su conveniencia jueces y fiscales, con órdenes de seguir sus instrucciones o atenerse a las consecuencias.

Fue un robo organizado, muy bien planeado tratando que, al salir, no se le pueda descubrir nada por ningún lado, y si algo se descubría, tener las personas que puedan asegurar su sobreseimiento!

Usó el avión Presidencial para en múltiples viajes fantasmas, sacar todo lo robado a paraísos fiscales donde se podía esconder tan fabulosa fortuna, para él y para los cabecillas de su banda de delincuentes. Su fortuna, tanto como las de otros que han usado el mismo método (Castro, Chávez, Maduro, Morales, Ortega, y varios abusivos asquerosos más, africanos y de otras partes), está protegida en Paraísos fiscales. Todos ellos han adquirido su fortuna, robando, no a los ricos, sino, sirviéndose de algunos de ellos, a los pobres de sus países, llevándose el erario nacional.

Mientras se realizaba el robo, se repartía bonos de miseria al pueblo y con promesas, sabatinas, shows, conciertos, y más, se los tenía embobados. Cuando alguna promesa llegaba a cristalizarse, nunca era a favor del pueblo, pues, cuando eso ocurría, las ratitas inferiores también querían algo para ellas y al pueblo sólo le llegaban los mendrugos ya mordidos y a regañadientes.

Ya se robaron prácticamente el país entero, y se encuentran prófugos, o libres y supermillonarios, entonces uno se pregunta: ¿para qué quieren más? Y la respuesta tiene 2 razones simples: 1.- con los juicios, hay que pagar abogados (que les aseguren la libertad, pero no de conciencia), que sabiendo la cuantía, también quieren su gruesa tajada, y hay que tener a varios y de los mejores, y 2.- el ansia de poder es un vicio tremendo, es un saco sin fondo, imposible de llenar, que los hace insaciables y lógicamente, la avaricia impide que puedan decir ¡basta! Hemos visto en los juicios de Estados Unidos, que por las investigaciones realizadas a los compinches de Maduro y algunos de nuestro Ecuador, se habla de miles de millones de dólares.

¡Esas fortunas, sólo comparables con las del narcotráfico y el narco terrorismo, superan la de los hombres más ricos del mundo!

El único problema que le veo a toda esta Asociación delincuencial, es la forma como van a justificar ante el Supremo, el haberse organizado para perpetrar estos robos a la gente más pobre del país, que es la más perjudicada por su asalto y haber sido los culpables de su sufrimiento y de su muerte.

jgomezr@hotmail.com

Lo mas Destacado
Reciente