• José Fernando Gómez Rosales

Señor Presidente:

Es una pena que usted, siguiendo la línea de la no confrontación, haya quedado como un indeciso timorato, incapaz de decidir cosas en las que está en juego, no sólo el país, la Constitución, la moral y los derechos humanos, sino además, el futuro de la Patria.

La Asamblea envió para su aprobación el CÓDIGO ORGÁNICO DE SALUD, que usted bien sabe que va en contra del país, de su Constitución y sus leyes, en contra de los Derechos humanos y en contra de la moral. Usted ha dejado escapar la oportunidad de demostrar su integridad, al no haberlo vetado totalmente en forma inmediata.

¡Analicemos un poco lo que envió la Asamblea!

Nuestra Constitución defiende la VIDA DESDE LA CONCEPCIÓN. EL Código permite el aborto. Siempre habrá excusas. El que quiere asesinar buscará siempre el resquicio para lograr su protervo fin. El Señor ESQUE sabe cómo buscar justificaciones. ¡NO EXISTE JUSTIFICACIÓN POSIBLE PARA EL ABORTO!, y menos si nuestra Constitución defiende la vida humana desde la concepción. Los materialistas que creen que venimos por generación espontánea, son los que creen que a vida humana no vale nada,

Le ruego que por un instante piense en lo que le piden que apruebe. Es indudable que hay mucha gente maravillosa que por algún motivo orgánico, no puede tener hijos. Así visto, la idea de los vientres de alquiler, suena muy bonito. ¿Ha pensado usted los problemas legales que se le avecinan al país? En todo embarazo normal y natural, sin manipulaciones ni maniobras de fecundación, hay un 4% de embarazos con problemas, desde malformaciones, anomalías genéticas, y miles de problemas más. Cuando el bebé de un vientre de alquiler, venga con problemas (de cualquier tipo), ¿están escritas ya las decisiones sobre quién se va a hacer cargo de ese niño? ¿Cómo se va a resolver ese problema legal? ¿O simplemente lo matamos? ¿Lo llevará la pareja que contrató el vientre?, o ¿La madre del bebé estaba ya enterada que si venía con problemas el niño se quedaba a su cuidado, pues era hijo suyo? ¡ES UN SER HUMANO COMO USTED, COMO YO, COMO TODOS NOSOTROS!

Otro problema que necesita ser tratado en forma definitiva, es el de los grupos variados. Tengo el mayor respeto por las preferencias sexuales de los demás seres humanos, siempre y cuando ellos respeten en igual forma a los demás. No puede ni siquiera pensarse en que alguien pretenda obligar a otro a su forma de amar. El respeto es la base de toda relación humana. En la forma en que algunas personas quieren presentar sus preferencias, pueden llevar a equivocación. La pedofilia es una aberración monstruosa, que no puede ser justificada por ningún concepto.

Toda relación entre una pareja de seres humanos lleva implícita la aceptación consentimiento y aprobación de ambas personas adultas.

Por último, ¿Quién puede querer más a un niño que sus padres? ¿Puede alguien dirigir con más acierto a un niño que sus padres? Todos podemos equivocarnos, es cierto, pero ¿Quién tiene más posibilidades de equivocarse, los padres o el Estado? Creer que el Estado se va a equivocar menos que los padres es una utopía y una estupidez absoluta.

¡Sólo con la simple pregunta, cae sola la respuesta! Que una señorita pueda tomar la decisión de asesinar a su propio hijo y que alguien piense siquiera, que eso está bien, ya es rayano en la estupidez. Entonces, si tres años después decide que ya no ama a su hijo, lo deja en la calle, ¡o mejor lo mata! ¿A dónde queda la responsabilidad? ¿Somos seres humanos o somos animales?

Señor Presidente: ¿Es usted Presidente de una nación o de un manicomio?

Creo que ya basta de insensateces y de querer pasar como normales cosas que sabemos que están mal.

jgomezr@hotmail.com

Lo mas Destacado
Reciente
Archivo
Buscar por Etiquetas