• José Fernando Gómez Rosales

¿Quiénes nos gobiernan?

Ellos mismos lo dicen. No hay más que escuchar, y nos enteramos de todo. De 130 Asambleístas, hay 58 con juicios penales. Otro grupo de Asambleístas, están disfrutando de los millones mal habidos en México, no sé si seguirán además, cobrando los salarios como empleados del Gobierno sin trabajar. Se ha dicho, por los chats y creo que algo salió en la prensa, indicando que ellos pueden ser los que manejan las Fake News que vienen de allá. La pregunta es: ¿Cómo se eligió Asambleísta, gente de esta calaña? La respuesta es sencilla: Si te siguen un juicio por robo, lo que debes hacer es ponerte de candidato, con eso tienes inmunidad, luego aplicas la ley de no comparecencia y los Abogados expertos en defender delincuentes empiezan a poner trabas hasta que prescriba el juicio, o se aceitan los engranajes necesarios, para salir libre. Es una especie de patente que te permite volver a robar. En nuestro país, en el que sólo los delincuentes son considerados inocentes hasta que se pruebe lo contrario, se permite que gente sentenciada no en firme, sea candidato, cuando sólo la sospecha debería ser causal de impedimento. ¡Es darle Patente de corso al delincuente! Después se nombra gente de la misma mafia para la segunda o tercera instancia y se los deja libres. Es asquerosa la forma como se lleva la política en el país. La justicia está corrupta. La Fiscal tiene prohibido continuar los INA JUICIOS, eso defiende al Presidente, a cambio de la lentitud con que se procede con los otros juicios. Todos saben que deben callar, porque si uno habla, los otros también. ¡Esto se llama FRENAZO BILATERAL!, porque si hablan pierden el freno a sus juicios.

El mismo Presidente de la Asamblea Nacional dice que de los 137 legisladores, 60 tienen causas judiciales abiertas. Si añadimos a esas 60, las 5 que están disfrutando en México apenas la mitad de Asambleístas tienen en verdad derecho a decidir. Por Constitución, el pillo que roba al Estado pierde el derecho de Ciudadanía. Eso dice la Constitución pero se olvidaron de añadir que eso es para los ciudadanos de a pie, que esa ley no es para los correístas, ni para los gobiernistas (que prácticamente son los mismos). Es una tremenda irresponsabilidad del Ejecutivo, aceptar que esto ocurra. Si se requiere en muchos casos las dos terceras partes de la votación a favor o en contra, estamos aceptando que los corruptos, los delincuentes, los pillos son los que deciden en el país.

Esta ilegalidad nace de la corrupción del Gobierno que tenemos, que ya casi lleva 15 años robando sin descanso.

De qué sirve seguir juicios, si vemos cómo se les permite continuar robando. Cada caso que presenta ilícitos, tiene relación con algún funcionario de Gobierno y en la maraña se encuentra que también está relacionado con alguno de los que vienen de años atrás.

Y los ciudadanos comunes vemos cómo se reparten la torta, e incluso los pocos Asambleístas honrados no pueden hacer nada, porque han pasado a ser minoría, y la mayoría decide. Además hasta algunos que no deberían estar entre los corruptos, también se están embarrando por algún acto o prebenda. Es mucho más fácil unirse al grupo de corrupción, que remar contra corriente inútilmente.

El tan comentado tango “cambalache” avanzó. En esa época, decía “los inmorales nos han igualado. Ahora hace tiempo non han superado. El cinismo político, que tomó su carta brava con Abdalá, ahora llegó al “cum laude”, con Correa.

jgomezr@hotmail.com

Lo mas Destacado
Reciente
Archivo
Buscar por Etiquetas