• José Fernando Gómez Rosales

Analgésicos infantiles

¿Desde cuándo siente el ser humano? No es posible valorar antes de las ocho semanas, porque no existe medio de valorarlo, pero desde las ocho semanas, Ya se puede sentir la aceleración de los latidos cardíacos. Cuando ya está formado (3 meses), se puede ver cómo arquea el cuerpo para huir del instrumento con el que se lo quiere asesinar. Pero no es ese el tema del que quiero hablar hoy. Como dice el título del artículo, quiero hablar de los analgésicos de los niños. El ser humano siente dolor, muy probablemente desde la fecundación del ovulo por el espermatozoide. Nadie puede asegurar si es o no así, porque no hay modo de probarlo. Lo que está probado es que desde los 4 meses, el niño, con sus movimientos nos indica el confort o la incomodidad que siente. Cuando estuve en mis prácticas en la Ochsner, recuerdo un prematurito de 21 semanas, que parecía que no iba a sobrevivir. El Dr. Goldsmith pidió a la madre que grabe un casete, con los gritos de los hermanos, diciendo que lo esperaban e increíblemente cuando lo ponían, comenzaba a moverse más. Hay varios estudios que demuestran el sufrimiento del feto, cuando la madre está triste. Está probado que en procedimientos en prematuros, la voz de la madre funciona como un analgésico. En mi práctica privada, solía dar chupetes a los niños y en muchísimas ocasiones las madres se asombraban, porque los niños no lloraban al recibir las vacunas. El azúcar y la voz materna son dos potentísimos analgésicos infantiles, que no deben ser olvidados en la práctica Pediátrica. jgomezr@hotmail.com

Lo mas Destacado
Reciente