• José Fernando Gómez Rosales

Como vencer a la mentira

¡Una mentira repetida hasta el cansancio, se convierte en una verdad!, es el refrán favorito de Rafael Vicente (que miente por cada diente). Desgraciadamente, el cinismo procaz del mentiroso consuetudinario, que llega a los límites de mentir hasta diciendo que es de día, a media noche, se convierte en una mentira universal, que sólo puede comprenderse cuando los que la sostienen, están en el poder. De otra manera, sería el Estado el que tendría que detener la avalancha de mentiras que quiere sepultar a la verdad que, con la excusa de “yo no fui”, pero por detrás repitiendo la misma mentira una y otra vez, deja en la mente del pueblo, la idea de que van a poder realizar imposibles, que ellos mismos saben que son mentiras, pero ya una vez en el poder, los ingenuos votantes se enfrentarán a la dura realidad de descubrir que fueron engañados. Cualquier cosa que queramos decir para plantar ese germen de mentira, queda enterrado por la ilusión del pueblo que, al escuchar tanta falacia, ya ha armado en su mente toda una trama de ilusiones, que desgraciadamente al despertar, no volverán a ser lo que fueron: un sueño, sino que se convertirán en una pesadilla real, al verse convertidos en esclavos de un sistema totalitario y salvaje, perdiendo su propia libertad, su familia, su libertad de expresión, de movimiento y de pensamiento. La única solución posible ante tanta falacia, mentira, y crueldad que se viene, debería ser que el Gobierno advierta seriamente al pueblo sobre la campaña de falsedades imposibles que ofrecen. Desgraciadamente los bomberos no se pisan entré ellos las mangueras (¡y aunque se cambió a la mosca, el Gobierno sigue siendo la misma mierda!). Sólo nos queda advertir al pueblo, para que se den cuenta que están camino al matadero y que su destino, si quieren continuar en ese rumbo, será solamente ese: ¡El matadero! jgomezr@hotmail.com

Lo mas Destacado
Reciente
Archivo
Buscar por Etiquetas
Siguenos
  • Google+ Basic Square