• José Fernando Gómez Rosales

El mundo cambió

¿Somos capaces de aceptarlo? ¡Ésta es la pregunta que hay que hacerse! Se ha discutido hasta la saciedad, si la enfermedad fue producida intencional o accidentalmente, que si fue provocada por comer murciélagos, que si fue porque estaban probando armas biológicas para las guerras futuras, que si fue para disminuir la población del mundo y miles de estupideces más.

Sea por la causa que sea, la infección está con nosotros y me temo, por lo que se sabe hasta el momento, que por más que se logre una vacuna inocua y eficaz, lo más probable es que tengamos que repetir la vacunación bastante frecuentemente, porque la inmunidad no es duradera.

¿Qué significa esto? Que vamos a tener que aprender a vivir con esta enfermedad, con estar con esta espada de Damocles, sobre nuestros cuellos permanentemente.

¿Qué podemos hacer? Sólo hay una cosa que podemos hacer: ¡ACEPTARLO, y aprender a convivir con ella!

Entonces, acostumbrémonos al uso de mascarillas y evitemos las aglomeraciones. ¡CUIDÉMONOS!

¡Aceptemos que la vida ha cambiado! No cometamos la estupidez de pensar que podemos vivir como vivíamos hace un año. Con fiestas grandes, bailes, reuniones masivas. ¡Eso ya terminó! Centrémonos en la familia. Hagamos una vida más individual. Ya la hermosa vida anterior de farra, alcohol, bailes, pasó. ¡Aprendamos nuestro nuevo estilo de vida! Las fiestas, matrimonios, reuniones, cumpleaños, etc. serán con grupos reducidos de personas. Habrá que aceptarlo y dejar resentimientos. Tendrá que haber verdaderas amistades y menos compromisos. El estudio en las Universidades será más individual. Tendremos que aceptar andar con masbaratillas y aprender a soportarlas. Cuando estemos solos, podremos quitárnoslas, pero en cuanto alguien se nos acerque, volver a ponérnoslas.

Ya no es cuestión de capricho, es cuestión de obligación. Es cierto que el uso del cubre bocas es más para proteger al otro, pero es nuestra obligación usarlo.

Las normas obligatorias de higiene ya pasan a ser obligación y el guardar la prudente distancia, también.

Aceptemos sin refunfuñar este nuevo estilo de vida que nos ha sido impuesto y acostumbrémonos a nuestra nueva forma de vida.

jgomezr@hotmail.com

Lo mas Destacado
Reciente
Archivo
Buscar por Etiquetas
Siguenos
  • Google+ Basic Square

© 2012-2020 doctorgomezrosales.com                         

  • w-googleplus

   En paz con Dios, con el mundo y conmigo mismo.