• José Fernando Gómez Rosales

El problema de las vacunas

Al parecer, la ignorancia de la gravedad y la importancia de la vacunación hace que algunas personas, incluso autoridades hagan reclamos porque quieren la seguridad ¡YA!, sin pensar en que el caos que se formaría sería mucho peor si se hicieran las cosas en desorden. Cuando se empezó a ver la posibilidad de que la vacuna pudiese ser una solución pusieron reglas a la crisis de la pandemia, los países empezaron a intentar adquirirlas. Unos se movieron antes, otros, después. Las autoridades mundiales de Salud, para parar el caos, creó el COVAX para obligar a permitir que haya vacuna para todos, incluso para los más pobres y ordenó que sólo los Gobiernos de los diferentes países puedan comprarlas, porque sabían de antemano que la desesperación iba a provocar esa carrera por ser el primero en recibir la vacuna, sin detenerse a pensar que nadie tiene aún idea de los alcances y riesgos de la vacuna, cuyo uso es sólo en caso de emergencia. La desesperación es pésima consejera y el reclamo que se hace es absurdo. Lo que se ha ordenado mundialmente es lo ideal: lavado frecuente de manos con agua y jabón, uso de mascarillas y distanciamiento social. Yo añadiría tener paciencia, esperar turno y cuidarse. Desgraciadamente el ser humano es jachudo, tremendamente voluntarioso y terco y lo que menos hace es respetar turnos y peor cuando están tensos. Se aglomera por cualquier causa, sin importarles que el riesgo de infección se multiplique. ¡Pido a las autoridades paciencia! No conviene aumentar el riesgo por la premura. Me parece una buena idea, que los Municipios colaboren en la campaña, incluso varías Compañías pueden colaborar comprando vacunas para su personal, con lo que se alivia el gasto del Gobierno, pero por favor, que la ayuda se haga respetando la cadena de frío y la aplicación correcta de la vacuna. ¡CUIDADO EL REMEDIO RESULTA PEOR QUE LA ENFERMEDAD! Ahora que el CENTER FOR DISEASES CONTROL (CDC), considera que se puede EMPEZAR a vivir una vida más normal, recomienda que, para las personas que ya hace 2 semanas, completaron sus 2 dosis de vacuna de COVID, pueden, si todos los presentes en una reunión ya tienen las 2 dosis hace 2 semanas, reunirse sin mascarillas, e incluso abrazarse. Si una persona mayor, ya recibió las 2 dosis hace más de dos semanas y va a estar en contacto con sus nietos de BAJO RIESGO, puede abrazarlos y besarlos. jgomezr@hotmail.com

Lo mas Destacado
Reciente
Archivo
Buscar por Etiquetas
Siguenos
  • Google+ Basic Square

© 2012-2020 doctorgomezrosales.com                         

  • w-googleplus

   En paz con Dios, con el mundo y conmigo mismo.