• José Fernando Gómez Rosales

El tránsito

Uno de los problemas que está costando cada vez más vidas, es el tránsito. ¿Es debido a la impericia de los conductores? Me temo que no. El asunto va mucho más allá. Indudablemente la corrupción y la inconsistencia de los exámenes y la obtención y entrega de licencias a gente que no sabe manejar, son causas gravísimas. Aparte de lo ya conocido que sigue y seguirá ocurriendo (tragos, drogas, etc.), hay otros peligros gravísimos que causan muertes. El celular es una de las armas homicidas y suicidas más comunes. Ya la gente casi no usa el teléfono celular para hablar por teléfono. Asusta ver gente chateando por el aparato, no sólo los “enlamparados” a los que hay que pitarles para que dejen de escribir, cuando cambia el semáforo, hay varias personas y no sólo mujeres que van mandando mensajes mientras conducen. En algunas ocasiones se ha visto accidentes en los que una persona, mientras va rodando en su vehículo, no se dio cuenta y se incrustó en un camión que estaba estacionado. Hablar por teléfono, distrae y produce accidentes. Al igual que el alcohol, quita la atención de lo que estás haciendo y un atropello, un choque, o cualquier otro accidente es cuestión de un segundo. Hay algunas personas que han fallecido por este tipo de accidentes. Estos “accidentes”, en los que a veces la persona se da contra un árbol, chocan, termina en el carril opuesto, o se introduce debajo de un camión, ocurren por el chateo. Otra causa común de accidentes es el alcohol. El alcohol produce un retardo en la reacción del individuo, entorpece los sentidos y produce lagunas mentales, cortas, sí, pero suficientes para distraer la atención. Usted está consciente, pero no con la mente despierta al 100%. Además, el trago produce en muchas personas somnolencia y cuando eso ocurre, esos dos o tres segundos, pueden bastar para atropellar y matar a alguien, chocar, o irse al barranco. Cuando esté en su vehículo, apague el celular. Nada es más importante que su propia vida y la de los demás. La irresponsabilidad de tomar, fumarse un porro, usar alguna droga, es criminal e incluso puede ser una forma de suicidarse o de matar a alguien. Nunca maneje con trago o drogas. Respétese usted mismo y respete a los demás jgomezr@hotmail.com

Lo mas Destacado
Reciente
Archivo
Buscar por Etiquetas
Siguenos
  • Google+ Basic Square

© 2012-2020 doctorgomezrosales.com                         

  • w-googleplus

   En paz con Dios, con el mundo y conmigo mismo.