• José Fernando Gómez Rosales

En el tapete 2

Para que no haya ninguna duda, es necesario aclarar algo. La morning after pill (la píldora del día siguiente), ¡ES ABORTIVA! Siempre es abortiva, por su mecanismo de acción. La diferencia es que si la tomas inmediatamente (a la mañana siguiente) en el momento en que la tomas, no hay embarazo. El embarazo (la fecundación) vendrá horas después, si es que había posibilidad de embarazo. No fue tomada para evitar un embarazo, sino para borrar una violación. No fue ingerida para matar, sino para borrar. Si consideramos al ser humano, el crimen cometido por el violador es equivalente a haber matado a esa mujer. Ha destruido su vida. La acción de la MAP no fue otra que buscar recuperar su vida. Tomar la MAP luego de un acto sexual consentido, es buscar limpiarme de culpa por lo que he hecho, queriendo hacerlo. ¡Es asesinato! Esta es mi forma de pensar al respecto. Me parece criminal y absurdo, colaborar con el violador, para destruir completamente la vida de la mujer violada. Ella no ha cometido ningún crimen, no debería pagar ella, la culpa del violador. Jesús siempre nos habló de compasión y de solidarizarnos con el que sufre. ¡Debemos tener clara la diferencia! Las feministas quieren, con la excusa de la violación, borrar el pecado de su relación. Eso es completamente diferente. La acción a la que yo me refiero es para los verdaderos casos de violación. El aborto no puede, ni debe ser despenalizado. Es buscarle cinco pies al gato, querer mezclar la violación, con una relación consentida. Son dos actos completamente diferentes. jgomezr@hotmail.com

Lo mas Destacado
Reciente