• José Fernando Gómez Rosales

¿Es el aborto un asesinato?

Mucho se ha discutido sobre este tema. La pregunta puede ser hecha de diversas formas. De acuerdo con la genética, desde la unión del óvulo con el espermatozoide, ya existe vida. En estudios se ha comprobado que en el momento en que el espermatozoide penetra en el óvulo, se desprende un haz luminoso. Es decir en ese instante, ya dejan de ser óvulo y espermatozoide, y pasan a ser una célula única con todo poder para multiplicarse rápidamente e ir formando tejidos y órganos (cigoto), tanto, que a las 5 semanas ya está formado, y en el eco ya se ve latir al corazón y a las 6 semanas, ya se lo puede oír. Al finalizar la octava semana ya el bebé está completamente formado, es un ser humano en miniatura. Se ha discutido mucho, desde cuando un feto siente. Si a las 8 semanas el feto arquea su cuerpo, tratando de esquivar la cureta o el succionador, eso ya es una demostración de dolor y sufrimiento.

En la actualidad, niños nacidos a las 20 o 21 semanas de gestación, con la tecnología actual en Terapia intensiva Neonatal, se está logrando que sobrevivan. Un embarazo normal dura entre 38 y 42 semanas), es decir 40 semanas de promedio.

Desde que se formó el cigoto, automáticamente todo está ya programado para el desarrollo de ese ser humano. No hay nada que pueda impedirlo, a menos que tenga en su desarrollo alteraciones incompatibles con la vida (aunque algunas de ellas pueden incluso presentarse al nacimiento de la criatura), o circunstancias inherentes al embarazo (caídas, golpes, etc.), que a veces pueden provocar la muerte del mismo, o se atente contra su vida, por medio de un aborto.

Si esa criatura se formó por un embarazo casual, sea o no consentido, es ya un ser humano. Comprendo que si una mujer fue violada, contra su consentimiento, se resista a tener un hijo concebido en esa forma. Desgraciadamente tuvo esa desgracia, pero el culpable de la desgracia, no es el que viene en camino, sino el que la violó. El matar a la criatura no castiga al violador, mata a un ser inocente.

De acuerdo con la Constitución, el Estado debe proteger a todos los ciudadanos. El Estado entonces, tiene la obligación de, en esas circunstancias, ocuparse de la madre durante el embarazo y asegurar, por el bien de ese ciudadano que aún no nace, que las leyes sean ágiles, de modo que ese niño pueda ser adoptado casi inmediatamente. Uno de los problemas más grandes que hay en la adopción, es la dificultad de todos los trámites para adoptar, que hace que se entregue a los padres adoptivos, un niño ya de varios meses o incluso, años, en vez de uno recién nacido de muy pocos meses. Esto es criminal para la criatura, pues se le está negando la seguridad y pertenencia a un hogar, lo que lo afecta psicológicamente e incluso produce un retardo en el crecimiento físico y nutricional, lo que lo puede llevar incluso a un retardo mental.

Las autoridades recién nombradas de la presidencia, la Asamblea y del frente social, deben estar conscientes del problema y corregir lo que se viene haciendo, que es criminal con esa criaturitas.

jgomezr@hotmail.com

Lo mas Destacado
Reciente