• José Fernando Gómez Rosales

La conciencia

Las locuras, en este mundo, pretenden llevarnos a actuar contra nosotros mismos, contra la moral e incluso en contra de nuestra conciencia. Ahora se pretende obligar a la gente, a actuar incluso contra su propio criterio. ¡Eso no es Libertad! ¡Eso es Esclavitud! El ser humano, se lo ha repetido toda la vida, es y debe ser libre, para actuar de acuerdo con su criterio. Si su actuación está de acuerdo con los cánones de la moral, no habrá problemas, si va en contra de los cánones de la moral y las buenas costumbres, debe ser sancionado y penado. Hay una nueva ola, que quiere crear un sistema diferente, en el que se quiere imponer el criterio personal de las personas de estos grupos y obligar a cambiar las reglas morales y decentes, las reglas tradicionales, y que se obligue a los demás ciudadanos a actuar de acuerdo con el criterio de estos individuos. Es decir, cambiar las reglas naturales, morales, y actuar incluso contra nuestra conciencia obligándonos a hacer lo que ellos quieren que hagamos. Quieren, por ejemplo, que un Médico se vea obligado a provocar un aborto, porque, de acuerdo con el criterio de ellos, ese feto debe ser abortado. Ya el Médico dejó de ser Médico, debe olvidarse de sus conocimientos y pericia, y hacer lo que se le ordena, o irá a la cárcel, por actuar en contra del criterio del que manda. Es una forma en la que el Médico consciente, se va a ver obligado a dejar de ejercer su profesión. Estos criterios irracionales, estas obligaciones antimorales deben ser eliminadas inmediatamente. Sólo los imbéciles son borregos y hacen lo que se les ordena. El hombre piensa, razona y actúa, de acuerdo con su criterio moral y analítico. Que no pretendan ahora, abusivos, estafadores, esclavistas, pretender imponer su criterio a los demás ciudadanos. El hombre es y debe ser libre y actuar, de acuerdo con su criterio personal, basado en su criterio moral y analítico y no de acuerdo con consignas y menos si estas son inmorales, y atentan contra la vida de los demás, o buscan destruir la raza humana. A Dios gracias, acabamos, en las últimas elecciones, escogido el cambio hacia la honradez y la moral. Ya lo pasado, que ahora amenaza a nuestros vecinos, Perú y Colombia, ya pasó. Es cuestión de que nuestro Gobierno permita y ayude a que la corrupción, la ratería, la inmoralidad y el abuso, desaparezcan de nuestro país. jgomezr@hotmail.com

Lo mas Destacado
Reciente