• José Fernando Gómez Rosales

La forma de elegir

¡Parecemos tontos! ¡Elegimos personas en vez de elegir ideas! He visto candidatos como Montúfar, que lleva años denunciando sobornos, robos, etc., y no logran nada, peor ser elegidos. Vemos payasos chimbadores que se presentan por unos cuantos dólares para quitarle votos a un candidato que puede tener chance, sin tener asco de sí mismo por la canallada que hacen.

En los Estados Unidos, donde la elección era por ideología, la tendencia populista empezó a boicotear la elección.

Creo que ha llegado la hora de la reflexión. No se debe votar por personas, sino por ideas. ¿De qué le sirve al país que un candidato diga, denuncie o quiera hacer algo? Si sale electo, ¿con quienes va a realizar su trabajo? Hemos dejado que el conformismo y los politicastros creen partidos que en verdad no son más que sitios de reunión de verdaderos mafiosos, a la espera de mendrugos y plataformas para el ego de los creadores, para tratar de llegar a ser electos, como lo fue el Alcalde de nuestra Capital, con menos del 25% del electorado. Gente que generalmente llega a saquear el sitio de trabajo, o a arreglar sus problemas económicos personales. No piensan en el país, no piensan en el pueblo, no piensan en el futuro de la Patria, sólo piensan en cómo arreglar la contabilidad propia, en los libros contables de “Lleve” y “Deber”.

La forma de crear partidos políticos se ha corrompido tanto que cada mafioso quiere tener su partido político, para usarlo como defensa contra el arresto.

Hay incluso, algunos partidos con ideologías similares, pero es la soberbia (iba a poner orgullo, pero es en verdad, soberbia), de cada dirigente lo que crea estas divisiones.

Conociendo estas debilidades humanas, creo que deberíamos cambiar la forma de hacer política en el país. Por lo que veo, hay, como en los Estados Unidos, dos tendencias principales: DERECHA e IZQUIERDA. Y se debería aceptar hasta cinco estructuras políticas por cada tendencia, por ejemplo, grupos antiabortistas, grupos que aceptan GLBTIXXX, y hacer las primarias para cada grupo, de modo que, para las elecciones finales haya un sólo candidato por la izquierda y uno por la derecha. Así evitaremos la vergüenza de elegir mediocridades, pillerías o chimbadores, en vez de candidatos.

Cada persona o partido debe alinearse, para evitar candidaturas eternas y ridículas, porque esos partidos deberían llevar más el nombre del cabecilla de la mafia que el de un partido político. ¡Nadie debe ser candidato eterno a nada! Todos tienen derecho a participar y los ecuatorianos debemos tener derecho a elegir a la persona que creamos mejor preparada y que mejor nos representará.

jgomezr@hotmail.com

Lo mas Destacado
Reciente