• José Fernando Gómez Rosales

La Posta

Villavicencio y Boscán debutaron con el pie izquierdo en el debut de su programa televisivo. Tanto que ellos mismos decidieron no continuar y cortar por lo sano, la genial idea. Creo que a muchos nos dolió la decisión, porque el estilo de mezclar la verdad, con el humor fino, en la gran forma como la que lo han venido haciendo, ha venido alegrando con humor y diciendo muchas verdades que era necesario que se sepa, a fin de corregir bravuconadas inútiles de dirigentes políticos (la actuación de La Posta, ha destapado algunas cloacas). Aunque parezca increíble, la gente prefiere escuchar y seguir a una Lourdes Tibán, que a cualquiera de los otros miembros de la CONAIE, que pueden hablar de lo mismo, pero el tono y la forma, produce animadversión en el oyente. Pachacutik y la CONAIE, ya no son un grupo de indios. Son un partido político que, como todos, puede tener ideas buenas, malas y pésimas, las que serán mejor escuchadas si no se emplea el sistema impositivo e insultante. Duele la reacción de la Posta ante el impase. Rogaría a sus miembros, buscar armonía y decir lo mismo, pero evitando algunas groserías que pueden evitarse y continuar su brillante programa. Ellos son muy necesarios en el país en estos momentos. Hay que sacar de raíz la corrupción que tanto daño ha hecho. Tenemos que rescatar el país. La labor es muy ardua y gente como la de la posta es indispensable. jgomezr@hotmail.com

Lo mas Destacado
Reciente