• José Fernando Gómez Rosales

¿Por qué hay tanta delincuencia?

Gracias a los fatídicos 14 años de Gobierno de la revolución ciudadana, la delincuencia creció enormemente en el país. Las declaraciones y las leyes pro-delincuencia que crearon y aplicaron en estos dos Gobiernos, favoreciendo el robo, los asesinatos, y defendiendo los derechos humanos de los delincuentes y el consumo de drogas, ha llevado a un aumento de mafias, narco tráfico, sicariatos por defensa de territorios, motines con horrendos asesinatos en cárceles y a un aumento del índice delincuencial del país. Ahora importan más los derechos humanos de los delincuentes, que los de la ciudadanía en general. El número de agentes del ordenj (policías), ha disminuido y es completamente insuficiente, por la cantidad de arrestos domiciliarios (de amigos de los delincuentes del Gobierno y de la mafia). Ya mismo vamos a tener que estar encarcelados los ciudadanos, porque el arresto domiciliario es tan común, que ya no hay policías para controlar las ciudades. ¡El remedio ha sido peor que la enfermedad! ¡Vamos a necesitar voltear la tortilla! La fatídica robolución ciudadana está intentando, por medio de los derechos humanos de los delincuentes, eliminar los derechos humanos de los ciudadanos. Ya nadie puede andar seguro por las calles, a menos que sea un delincuente con “arresto domiciliario”. La policía logra capturar a los asesinos, pero de ahí en adelante, el juicio duerme el sueño de la injusticia. Cuando hay pruebas contundentes del delito, vienen los permisos y retrasos para el juzgamiento (porque hay excusas para todo, hasta un abogado mandó foto de su caca, para decir que estaba con diarrea), por cualquier razón. Ahí tienen a los Salcedo, los Bucaram, y varios delincuentes más, que pueden organizar farras en la cárcel) con trago y todo, creo que hasta con amiguitas), y viven felices, con carro a la orden, disfrutando en la cárcel. ¿Hasta cuando los delincuentes van a ser los privilegiados? ¿Cuándo se le dará apoyo a la ciudadanía? Creo que las leyes y la justicia, se hicieron para defender a la ciudadanía y no a la delincuencia. Parece que gracias a los dos Gobiernos últimos que hemos padecido y a las leyes que nos metieron, si llegara a triunfar el delfín de Alí Babá, cambiaremos el nombre de Ecuador, por ¡CORRUPTOLANDIA! jgomezr@hotmail.com

Lo mas Destacado
Reciente