• José Fernando Gómez Rosales

Una película de terror

Parece que estamos siendo actores de una película de terror. Ahora, no sólo los pájaros disparan contra las escopetas. ¡Incluso los cazadores disparan contra ellos mismos! La realidad es que, en la segunda vuelta, quien triunfó no fue Lasso. El gran triunfador, quien logró el triunfo de Lasso, no fue Lasso, no fue Nebot, no fueron los otros partidos que plegaron a la candidatura de Lasso. El gran vencedor, fue el pueblo ecuatoriano, que se despertó del amodorramiento de ver su propio país, destruido, empantanado en la corrupción, con leyes de protección a delincuentes, ladrones, asesinos, drogadictos, narcoterroristas, violadores, y toda la compleja porquería, que tuvimos que soportar 14 años, y dio su voto por Lasso, por nulo, por blanco, es decir el voto anti correísta, el voto de liberación de la podredumbre que manejó y destruyó nuestro país, en estos 14 años. ¡El pueblo ya dio su veredicto! Quedó como ya lo sabíamos de antemano, con un 30% de la población sin razonar. El 70% (la gran mayoría), que desea la paz, que rechaza el odio, que desea que se detengan los robos, los asaltos, los asesinatos, el narco tráfico, las coimas, las obras con sobreprecio, mal realizadas, sin fiscalización, Correa style, arreglos bajo la mesa, etc. ¡Es completamente cierto! El presidente ha sido electo ¡presidente de TODOS LOS ECUATORIANOS! Incluidos narcotraficantes, ladrones, asesinos y toda la fauna degenerada que existe. Pero eso no quiere decir que, para gobernar, se deba romper la ley, arreglar indultos, declarar ladrones, asesinos, secuestradores, libres. La ley es la ley y debe ser respetada. Si hay sentenciados, ¡no se puede dejarlos libres! Lo que pasó con Lula De Silva, es asquerosamente vergonzoso, La ley no es un instrumento negociable. No se puede tranzar con la ley. ¡La ley se respeta! ¡No sirve para pactos! ¡No sé por qué lado ha salido la idea de pactar con la corrupción, para poder gobernar! Ese camino no llevará al país a nada bueno. Nunca han dado resultados los pactos con el diablo. El diablo siempre busca engañar y robar. Hará lo que sea por lograr lo que quiere. Espero que nuestro presidente, no pierda la visión clara. ¡No se amilane! Él ha sido electo presidente de todos los ecuatorianos, pero tiene que respetar y hacer respetar la ley. No puede haber arreglos con la mafia. Se comprende que la mafia desee arreglos, pero cualquier arreglo con la mafia, es un arreglo en contra del Ecuador. Si alguna persona o grupo, está insinuando arreglos con la mafia, por favor, sáquelo inmediatamente del grupo de asesores. Queremos un Gobierno que no caiga en esos cantos de sirena, que nos harán estrellar contra los escollos más peligrosos del mundo. jgomezr@hotmail.com

Lo mas Destacado
Reciente